Lecturas

¿Por qué?

En medio de la penumbra de la habitación el hombre puso en sus labios un cigarro y lo encendió. Esperó. Escuchó el silencio. Reconoció algunos cuadros colgados en las paredes, una jarra que dormía sobre un mantelito y el sillón donde tantas veces había dormido… Suspiró… La tarde comenzaba a oscurecer aún más ese ambiente

Continuar leyendo... »

Vuela

Gorrión bate tus alas persiste en tu afán los cielos aguardan no dejes de intentar tu herida ya sana. Mira por la ventana siguen estando allí tus montañas tu lago, tu río, tu cañada. Nútrete de ello tu cría, te aguarda. Sé que soñaste más de la cuenta te atreviste a viajar a esa ciudad.

Continuar leyendo... »

Trebolar

Este cuento fue finalista ganador del Certamen de Invierno 2017 de Cuento Largo organizado por La Hora del Cuento   Por Roberto Teodoro Miranda   En una noche cualquiera, de una calle cualquiera del barrio de La Boca impregnada de colores de Quinquela, se produjo el encuentro. No puedo recordar cómo la conocí. Tampoco el

Continuar leyendo... »

Las otras lunas

Por Mónica Druetta De niña, cuando Alina se sentía sola, hablaba con la luna… Salía al patio y la miraba largamente. Una noche, fue una luna redonda y rojiza, la que vigiló su sueño…Intentaba dialogar con ella y, aunque no le contestaba, mirándola sentía una paz infinita… Cuando sus padres se separaron, se tuvo que

Continuar leyendo... »

La deuda

Por Mauricio Moday Sabía que aquel juicio crearía un movimiento pendular entre los querellados. Factores ajenos a los abogados generaron un estado de indefensión, de los inculpados del monumental desfalco que era realidad en anarquía jurídica, como todos los procesos de aquel lugar, desde que habían llegado las nuevas autoridades. Mensajes subliminales de todo tipo,

Continuar leyendo... »

Sublimación

Por Yolanda López Ferrari Estas manos que piensan cuando ya nada pido siguen mis dedos aferrados al teclado pariendo metáforas. Las palabras me miran se espejan en mis ojos perturban el instante. Comunión del espíritu y las palabras repiquetean en puntos luminosos en mi mente distraída. Las atrapo en vuelo, las acomodo aprieto sus alas

Continuar leyendo... »

Sombras blancas

Por Daniela Selene Lorenzini Sánchez   Reptan por las paredes…, sí, reptan… Sombras blancas que anidan entre los azulejos y el cemento… Yo las vi… Las vi ocultarse detrás del espejo para espiar mejor cada uno de nuestros movimientos…, pero nadie me cree… ¡Dicen que alucino! ¡Mentira! Sé perfectamente diferenciar entre una alucinación y sombras

Continuar leyendo... »

Olvido

Por Horacio Gómez   Si algún día se te ocurre olvidarmesin que exista un motivo, quisiera,detener mi memoria en la espera,tal vez logre a tu olvido acercarme. Mas si el tiempo decide encerrarmeen la absurda prisión de su esfera,recordarte debe ser la manerade que pueda del tiempo escaparme. Hoy mi alma que siempre ha elegidoconjugar

Continuar leyendo... »

Causalidad

El galeón se mece en forma lenta con todas sus velas arriadas. El nombre reluce: Santa Marta del Ferrol. El sol, implacable, barre la cubierta. La tripulación desesperada por el calor, ya no sabe donde cobijarse. Se ha reducido la ración de agua a medio tazón por día para cada uno de los hombres y

Continuar leyendo... »

Aniversario de Mamá Rosa

1º Mención de Honor en el Certamen de Invierno de “La Hora del Cuento” categoría Cuento o Relato Corto – 2017 Campechana, regordeta, ingenua. Vine a festejar los noventa, aniversario de mamá Rosa. Me tuvo en su falda cuando era pequeña, no podía faltar a la cita, luego se fue de mi pueblo, pero siempre

Continuar leyendo... »

La vida y las cosas

A mi esposa, con cariño… No te apegues a las cosas, porque son perecederas, consérvalas mientras puedas, pues tienen la vida corta tenlas, úsalas y gózalas disfruta de su lindeza. Fíjate: hasta las estrellas rutilantes y orgullosas inalcanzables, preciosas fenecerán pese a ellas, pese a su orgullo y belleza… ¡No te esfuerces Ana Rosa!, tus

Continuar leyendo... »

Pasión

Si pudiera amarte, amada mía si pudiera llevarte entre mis brazos si pudiera darte mi calor sentiría haber tocado el cielo. Mi corazón se detendría… Si pudiera encontrarte en otra vida si pudiera transmitirte mi pasión moriría mil veces, al decirte, que ha vencido el amor si pudiera… Por Nélida Elena Pereyra (Pehuajó, Buenos Aires,

Continuar leyendo... »

Esa niña

Sidonie, mi niña pájaro, libre, amada, corretea por el patio sin ataduras, mientras la observo desde el ventanal de la sala. Ella acumula historias y personajes y los esconde en su trenza apretada. Algunos se liberan cuando ella brinca feliz en el pasto. Su madre no la ve, está con sus mascotas, más tardes con

Continuar leyendo... »

Estación y vos

Sin pausa, un encuentro segunda mitad de la vida temblor y sosiego la poesía se escapa, mientras la luna se tapa la cara suenan silencios y delatan tiempo de hojas, preludio de otoño caducan, observan a otras tantas, que caen sin danza a quien le toca otras se quedan, con ansias de cambio a veces

Continuar leyendo... »

Estrellas fugaces

Amanecía, los trenes sacudieron sus ferrosos cuerpos y partieron en una brecha de silencio del amanecer. Dos estrellas resplandecieron en el cielo. En los vagones, el pasaje, apretado y sudoroso, bosquejaba un mañana diferente. Los ojos saltaban a los relojes como queriendo apurar el tiempo. Dejaban un pasado y mucho dolor. Camisas transpiradas, paquetes armados

Continuar leyendo... »

Promesa

Esta inquieto mi corcel anda moviendo las manos y le rechinan los dientes pañuelo rojo en sus crines y un aliento fuerte. Ha escuchado silencioso la promesa a mi doncella, después de hacer el amor entre fardos y maderas. Prometí: prepararé mi corcel la noche de luna llena nos iremos presurosos guiados por las estrellas

Continuar leyendo... »

Cruz del Eje (destino de soledad)

Tus lomas perdieron la redondez maternal que yo recuerdo: las piedras de la payana, la cabra dando a luz, en aquella arquitectura de mi infancia. Ya no suena la sirena del taller ferroviario a las dos de la tarde, ni mi mamá llama a la mesa para comer con mi padre. También se ha ido

Continuar leyendo... »

La dama del castillo

Habíamos salido hacia la costa atlántica, sin rumbo fijo. Durante la marcha, resolveríamos en qué lugar parar. Al final del camino, espesos nubarrones anunciaban una lluvia que no tardó en llegar. Al poco rato, el agua comenzó a pegar con fuerza sobre los cristales del auto. Al cruzar el puente, sobre un arroyo que atravesaba

Continuar leyendo... »

Clínica del futuro

Corría el año 2045 y por los altoparlantes de la Clínica de Transplantes Totales y Parciales de la ciudad de Basura Radioactiva, la secretaria robótica, llamada Silicum expresó a viva voz, que comenzaba a atender la doctora Voyporpolvo y que curaría los injertados por orden, siguiendo los números atómicos de la tabla periódica de los

Continuar leyendo... »